Pronóstico de Tutiempo.net


Maisie Williams, la heroína de Juego de tronos, con problemas de autoestima

La actriz que interpreta a Arya Stark confiesa que pasó por un largo periodo en el que se odiaba a sí misma por la inseguridad que le generaron los comentarios sobre ella


Hace 3 días

A los espectadores entregados de series y películas de éxito a veces les cuesta distinguir entre la persona y el personaje. Este hecho no es nuevo y muchos actores y actrices comentaron históricamente cómo sus admiradores se dirigieron a ellos haciéndoles recomendaciones o recriminaciones referidas a un determinado papel que interpretaron a lo largo de su vida profesional.

Maisie Williams es la actriz que dio vida a uno de los personajes de Juego de tronos, la famosa serie de HBO que levantó pasiones en todo el mundo. Pero el precio de la fama tiene su cara y su cruz. En los 10 años que duró la emisión de las ocho temporadas, que llegarán a su fin el domingo, a las 21:00, Williams creció como intérprete, conoció las mieles del éxito, pero también la parte más sombría de ser conocida y estar expuesta frente a millones de personas.

Leé también: Ni las chicas rudas de Juego de Tronos se libran de la depresión 



La actriz que interpreta a Arya Stark confesó que pasó "una larga temporada en la que me decía a mí misma cada día que me odiaba. Llegué hasta el punto de estar hablando con mis amigos, mientras mi mente no dejaba de darle vuelta a todas las estupideces que podía haber dicho en mi vida. Todos nos podemos identificar con esa sensación, cuando nos decimos a nosotros mismos cosas horribles". Fue así como la intérprete se desnudó este lunes en una entrevista que le hizo Fearne Cotton para el podcast radiofónico Happy place. Unas palabras que reflejan sin lugar a dudas los duros momentos en los que la fama desbordó a la actriz y la hizo perder la seguridad en ella misma castigándose por ser como era o mejor dicho por dejarse influenciar por cómo la veían terceras personas que criticaban ferozmente a través de las redes sociales.

Leé también: Sophie Turner revela que lleva cinco años sufriendo depresión 

Arya Stark, en la octava temporada de Juego de tronos 

"Cuando la gente está en las redes sociales piensa que lo que escriben no lo leerá nadie, pero sí lo leen. Y les afectará durante mucho tiempo", explicó Maisie Williams durante el encuentro radiofónico en referencia a cómo le afectó a ella la opinión de miles de usuarios sobre su persona. Para aclararlo aún más puso un gráfico ejemplo: "Me sentía como cayendo a través de una madriguera. Llegas a un punto en el que casi deseas que ocurra algo negativo para poderte instalar en un agujero de tristeza. Resulta realmente extraño cómo llega a consumirte".

Maisie Williams pudo darse cuenta de lo que le estaba ocurriendo y encontró solución en un camino que ya siguieron otras muchas celebridades antes de ella: dejar a un lado las redes sociales. Esa fue solo una de las decisiones que tomó la actriz que dio detalles sobre cómo tuvo que conseguir volver a ser ella misma y quererse con sus virtudes y defectos: "Muchos de estos problemas están relacionados con cosas del pasado. Tan pronto como empiezas a escarbar, empiezas a hacerte preguntas importantes sobre ti misma que incluyen decirte ¿por qué me odio?". 



Leé también: Emilia Clarke sufrió dos aneurismas después de Juego de tronos 

Así la artista comenzó a superar la situación a la que le habían conducido las críticas de personas que no la conocen. Pero Maisie Williams no acabó el trabajo, porque también afirmó en la entrevista que continúa peleando contra sus inseguridades. "Estoy luchando para que la tristeza no me consuma. Hubo un tiempo en el que realmente me sentí así y conseguí salir. Ahora me resulta aterrador pensar que puede volver a pasar y creo que estoy trabajando realmente en ello para evitarlo". 

Leé también: Kit Harington fue a terapia por causa de Juego de Tronos

Nadie le podrá negar a Arya Stark su lugar en Juego de tronos ni su papel de superheroína absoluta en el tercer capítulo de la última temporada cuando, con su espada, logró lo que no consiguieron -durante capítulos enteros- la testosterona de sus compañeros masculinos. Pero tampoco podrá negarle nadie a Maisie Williams que tuvo la fortaleza suficiente para hacer frente a una de las epidemias de nuestro tiempo: la crítica gratuita difundida masivamente en las redes sociales, esa que es incapaz de distinguir que detrás de su personaje existe una persona. 

Leé también: Lena Headey responde a un troll: "Seguiré sin llevar maquillaje. Vete a la m..." 





En esta nota