Pronóstico de Tutiempo.net

Sexi. Su mamá es ignaciana y su papá, paceño. Dice que un lugar para estar en Santa Cruz es la plaza 24 de Septiembre. Posó con los trajes de los Hijos de Ramón

Susy, la flor delicada de septiembre

Primicia. La joven es la elegida de Pippo Galarza para reinar en Santa Cruz


18/07/2019

Un día despertó y estaba en Houston. Recordaba ahí hace seis meses y eran suficientes para extrañar los encantos de Santa Cruz de la Sierra. Un día volvió a despertar y estaba en Cúcuta. Otros seis meses pasaron y volvió a sentir la ausencia de su tierra. Un día abrió los ojos, respiró... había vuelto a su atmósfera.

Vino a este mundo un 30 de agosto. De raíces chiquitanas y paceñas. Su mamá Susy Dorado y su papá Raúl Ascarrunz, la bautizaron como Susy Stacy Ascarrunz. Veintitrés años después es la reina de Santa Cruz.

El consagrado peinador de reinas Pippo Galarza y su heredero Sebastián le contaron primicialmente a EL DEBER las buenas nuevas. Ella será coronada la madrugada del 23 de septiembre en el parque El Arenal y así le sucederá a la modelo Nicole Rosell.



Quién es ella

Hace unos años Susy se puso un atuendo blanco e integró la corte de honor de una soberana. Hoy tendrá la máxima corona. Es la mayor de tres hermanas: Leslie (20) y Nicole (16). Mide 1,60 m y cuando era una niña quería ser más alta, hoy cambió de parecer.

“Uno tiene que ser feliz con lo que Dios nos da”, completa.

Salió del colegio Don Bosco. Estudió Comercio Internacional y le falta poco para concluir Ingeniería Comercial. Siempre fue aplicada; se graduó con honores de su primera carrera.



Practica natación, juega básquet, se prepara con el inglés y cuida su figura en el gimnasio. Desde pequeña seguía las películas de Disney y se identificaba con la Cenicienta. “Uno tiene que afrontar los problemas con amor”, agrega. Y sí sabe de dolor.

Una vez su papá sufrió un preinfarto y se desmayó. Se le derrumbó el mundo. Tenía hipertensión. Ambos encontraron refugio en Dios y hasta hoy asisten a la Iglesia bautista.

Los gustos de la reina

Ama la lluvia. Cree que es una bendición divina. Pero también le gusta el calor. Sus mayores tentaciones son el majao batido con charque, el cuñapé, el sonso, el asadito y el masaco de plátano.

En su niñez correteaba pasando la mancha, saltaba sobre la rayuela y era la que ‘salvaba’ a sus amigos en la tuja de esconderse. En San Ignacio de Velasco -la tierra de su madre- su abuela le contaba historias de miedo y ella hoy relata que una noche vio un sombrero gigante. Era el duende.



Se ha ‘devorado’ todas las películas de superhéroes y admira al guapo actor Chris Evans. En Netflix solo mira cintas románticas, pero está avanzando con los capítulos de La casa de papel.

Lo bueno -para ella- de Santa Cruz es su gente y su historia. ¿Lo malo? El transporte. Y lo feo: las losetas de las calles y la basura.

Su lugar favorito es la plaza 24 de Septiembre. Y alguna vez fue a comer un majao a Las Petillas. En el noveno mes del año sonreirá. Comenzará su reinado.



En esta nota