Pronóstico de Tutiempo.net


Una visita al castillo de Windsor, el escenario de la boda

Ha sido el hogar de la familia real británica durante 900 años y sus muros guardan las más increíbles historias


16/05/2018

El hogar de la familia real Británica, desde hace casi 1.000 años, acogerá de nuevo un gran evento el próximo 19 de mayo, la boda del segundo hijo de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra, el príncipe Harry con la ex actriz Meghan Markle.

El castillo de Windsor se encuentra en el condado de Berkshire, a una hora aproximadamente en tren desde Londres, y la ceremonia se celebrará en la capilla San Jorge, construida por el rey Eduardo III en el año 1348. Un edificio de grandes dimensiones y de estilo gótico perpendicular, que se ha utilizado para solemnizar grandes eventos como bodas reales, bautizos, aquí tuvo lugar el del propio príncipe Harry, y también como lugar de culto especial para los miembros de la Orden de la Jarretera, la orden de caballería más prestigiosa del reino.

De seguro que este enlace atraerá a más de un turista en busca del escenario de la boda, se puede visitar por libre o reservar un tour con un guía experto que explique algún que otro secreto.

Algunos datos

El castillo fue construido hace nueve siglos, en el valle del río Támesis, por orden de Guillermo el Conquistador, el primer rey de Inglaterra de origen normando.

La cocina real en el castillo de Windsor

Lo hizo sobre una extensión de cinco hectáreas, y el edificio cuenta con cerca de setecientas habitaciones, tres túneles secretos, 150 empleados y la cocina más antigua del país en funcionamiento (curiosamente tiene los relojes adelantados cinco minutos para garantizar que la comida nunca llegue tarde a la mesa).

Qué ver

Además de la magnífica capilla de San Jorge, se pueden visitar los State Apartments (Aposentos de Estado) que utilizan los huéspedes del Estado y los monarcas.

Los alojamientos cuentan con muchas obras de arte excepcionales de maestros, como Rembrandt, Rubens, Canaletto y Gainsborough, además de una decoración típicamente victoriana y georgiana con grandes candelabros de cristal, enormes tapices, bellas alfombras, armaduras y molduras en los techos.

Durante el reinado del rey Carlos II, los apartamentos estatales fueron renovados para rivalizar con las salas de Versalles en Francia, así que el lujo está asegurado.

Entre los apartamentos se puede visitar la Cámara de Waterloo construida para celebrar la victoria en la batalla de Waterloo, los retratos que cubren las paredes representan a los aliados involucrados en la derrota de Napoleón, incluido un monumental retrato del Duque de Wellington; y la Sala de San Jorge donde se celebran los banquetes de Estado en una mesa de 53 metros a la que se pueden sentar 160 personas, además de una gran sala de recepción de techos abovedados.

También puede verse la curiosa casa de las Muñecas de la Reina, una casa de muñecas en miniatura diseñada por el famoso arquitecto Sir Edwin Lutyens para la reina María, esposa de Jorge IV, en 1924, y es una réplica perfecta de un hogar aristocrático, con electricidad, agua caliente y fría, y ascensores de trabajo.

Adyacente al castillo se encuentra es un parque real privado de 265 hectáreas, el Home Park, en el que se pueden encontrar hermosos jardines y avenidas de árboles, tierras de cultivo, un campo de golf, un campo de cricket y la casa Frog more, una casa de campo rodeada por 14 hectáreas de jardines y árboles, la preferida de la pareja.

Sala San Jorge en el castillo de Windsor

Al sur del castillo se encuentra el Gran Parque, con 700 hectáreas que sí puede ser visitado a través de una gran avenida (Long Walk), Carlos III fue el encargado de dar vida a este lugar con un variado paisaje.

Dónde situarse

Los alrededores del castillo de Windsor estarán habilitados para que pueda ver el recorrido de los novios desde Castle Hill hacia High Street, y continuar luego por Sheet Street, Kings Road, Albert Road y Long Walk.

Desde aquí, la pareja regresará al castillo de Windsor accediendo por la conocida como puerta de Cambridge del lado del parque de Windsor.

 



En esta nota