Pronóstico de Tutiempo.net

Imponente. Adda es dueña de una escultural figura

Adda Cabrera, la bella modelo que venció su propia barrera

Luchadora. Una lesión en su brazo derecho no le impidió cumplir su sueño: ser modelo y reina de belleza. Ostentó dos coronas


07/11/2018

Cuando Adda Cabrera nació, sufrió una lesión en el parto que la dejó con el brazo derecho contraído y con poca movilidad, pero se aferró a vivir sin miedos y a cumplir sus sueños. Sin importar las burlas, logró hacer lo que quería: superar esa inconveniencia, ser modelo y reina de belleza.

A pesar de esta prueba, Adda decidió ver la vida con actitud vencedora y su madre fue su aliada incondicional. Desde sus 20 días de nacida la llevó a fisioterapia durante ocho años, le compró juegos para ejercitar la movilidad de su brazo y la apoyó cuando incursionó en el mundo de las coronas y de las pasarelas.

La tormenta

Le decían Popeye por su lesión. Desde el kínder hasta los primeros años del colegio soportó ser objeto de burla de sus compañeritos, pero todo lo tomó con calma. “No sufría por eso; me reía con ellos”, expresa.

Aunque su fortaleza fue grande para las críticas, su mayor barrera era entender que no siempre podría con “todo” lo que la vida le ponía en el camino, como practicar gimnasia, boxeo o ser alumna de clases de pasarela. “Por mi postura y mi poca movilidad en el brazo no me sentía cómoda”, dice.

La calma

Después de una vida de fisioterapia, más madura, segura de sí misma y con una belleza imposible de pasar desapercibida, decidió participar en el Miss Tennager, uno de sus sueños, y quedó en el tercer lugar.

Más adelante ostentó la corona de miss Prepromo y miss Deporte de Contaduría Pública de la Uagrm. Hoy, la joven, de 24 años, está en séptimo semestre de esta carrera.

En paralelo, ella se abre camino en el modelaje. Trabajó como azafata en Tierra y techo (Expocruz) y Agromilenio (Expovida), y fue modelo para cemento Camba. Considera que sus aspiraciones son muchas, una de ellas es ser reconocida como María René Antelo.