Pronóstico de Tutiempo.net


Cuando la realeza británica demanda a la prensa

SOCIALES hace un repaso de los casos más sonados. El último que ganó una indemnización fue el príncipe Harry 


29/07/2019

En mayo el príncipe Harry recibió las disculpas y una “importante” indemnización de una agencia de información sobre famosos, que difundió fotos de una casa de campo en la que se alojaba, situada en Cotswolds, una pintoresca región del oeste de Inglaterra.

Tras este caso SOCIALES hace un rapaso de las demandas más sonadas de la realeza británica contra la prensa. 

Para saber 



En los últimos 35 años la familia real británica inició acciones legales contra los periódicos para evitar que publicaran información personal.

La ley de protección de datos -lo más cercano que tenía Reino Unido al derecho a la privacidad- es la vía más utilizada por la familia real para acudir a los tribunales.

Los casos 

Robo



En 1990 Linley demandó al desaparecido periódico Today por difamación, después de que lo acusara de comportamiento escandaloso en un pub. Ganó unos 50.000 dólares por daños y perjuicios.

La reina Isabel II demandó dos veces a The sun por robo de derechos de autor. La primera vez fue en 1988, cuando la relación entre la familia real y los diarios era especialmente mala. El periódico llegó a un acuerdo extrajudicial después de publicar una fotografía robada a Sarah Ferguson, duquesa de York, y su hija, la princesa Beatriz, que la familia real tenía previsto utilizar en sus tarjetas de Navidad de ese año.

La segunda vez fue en 1993, cuando las relaciones seguían tensas y el diario tuvo que pagar unos 320.000 dólares a entidades de beneficencia en un acuerdo extrajudicial, después de la publicación de un texto que la reina iba a decir en su saludo de Navidad por televisión.

Ese mismo año la princesa Diana inició acciones legales contra el diario Daily Mirror, que publicó unas fotografías tomadas con una cámara oculta mientras hacía ejercicio en un gimnasio. El medio se disculpó y se cree que pagó 1,6 millones de dólares a la princesa y otros 320.000 dólares a entidades de beneficencia.

Pero el dueño del gimnasio se negó a pactar y cedió, recién en febrero de 1995, una semana antes de que el juicio comenzara. Finalmente se disculpó y devolvió los casi 500.000 dólares que había ganado con la venta de las fotografías.



Invasión

En 1995 el príncipe de Gales logró que se le prohibiera a su antigua ama de llaves publicar en Reino Unido las memorias de ella en las que contaba intimidades del Palacio. El libro vendió 100.000 copias en Estados Unidos. 

En 2003 la reina Isabel II consiguió una orden judicial para evitar que el diario Daily Mirror publicara más artículos sobre la estancia del reportero encubierto Ryan Parry, que había sido admitido como empleado en el Palacio de Buckingham, residencia de la reina.

Daños

En 2012 los duques de Cambridge demandaron a la revista francesa Closer por publicar fotos de Kate en toples. La justicia francesa condenó a la publicación a pagar más de 100.000 dólares. Kate y William estaban al borde de una piscina en una lujosa finca de Luberon (sur de Francia). La duquesa vestía solamente la parte inferior de un biquini.

El príncipe Harry y Meghan Markle ganaron en la Justicia su batalla por la privacidad contra un paparazzi, que, en un helicóptero, invadió su casa en los Cotswolds (oeste de Inglaterra).

Una sentencia del alto tribunal en Londres condenó a la agencia Splash News a pagar una fuerte suma y “pedir disculpas oficiales por su invasión de privacidad”.

Fuente: BBC



En esta nota