Pronóstico de Tutiempo.net

Ella. Prometió duplicar la alegría que derrochó el año pasado

“Dejé los garajes porque me enamoré del Carnaval de calle”

Privilegiada. Verónica Mansilla Silva fue elegida por segunda vez como reina de la comparsa tradicional Peines. Es chef, diseñadora de modas y bailarina


14/02/2019

Antes disfrutaba de la fiesta grande desde los garajes de las comparsas que la invitaban, como muchos jóvenes de su edad. Pero hace dos años vivió la experiencia de disfrutar el Carnaval en la calle y ahora dice que no se imagina vivir este festejo encerrada en cuatro paredes.

Ella es Verónica Mansilla Silva, de 26 años, que abrió la época de los reinados de los Peines, al convertirse en la primera soberana que los acompañó en el corso, después de 40 primaveras de que la comparsa prescindiera de una reina para disfrutar de esta fiesta.

Ahora repite su hazaña al ser nombrada por segundo año consecutivo como reina de esta agrupación tradicional. Será coronada mañana en la fraternidad Haraganes (calle Ñuflo de Chávez, esquina Chuquisaca) y cuenta las horas para ceñirse su nueva corona.



Insta a salir de los garajes

“Me siento orgullosa de ser parte de los Peines, que me permitió cumplir mi sueño de ser reina y, además, me mostró un Carnaval diferente, que lo viví y lo disfruté mucho en contacto con la gente”, expresa. “Contrariamente a lo que pasa con otros jóvenes, yo dejé los garajes porque me enamoré del Carnaval de calle”, dice orgullosa y convoca a las nuevas generaciones a vivir la fiesta de esta manera.

Diseña, cocina y baila

Verónica no solo brilla como reina, sino también como profesional. Es graduada de Diseño y Gestión de la Moda, de la UPSA, y también obtuvo el título de chef en la academia Ibta.



Hace dos años demostró sus dotes culinarias en el programa Las 10 de Mega y planea lanzar su línea de ropa, que ella misma elaborará. “Soy una mujer multifacética. Disfruto mucho de cocinar, como también de crear y bailar”, afirma la joven, que también se confiesa una amante de la danza y el baile, pasión que la envolvió desde sus 10 años y que también le permite sumar ingresos a su economía.

Pronto la veremos derrochando alegría en la ciudad.