Pronóstico de Tutiempo.net


El 'hecho a mano' se apoderó de la segunda noche y la culpable fue Diabla

El publicista de modas Carlos Hugo Valdés opina sobre la segunda noche del Bolivia Moda


10/05/2019

En la segunda noche fuimos testigos del retorno de lo artesanal como filosofía de vida y la revaloración de su exclusiva e irrepetible condición, además de presenciar una oda a uno de los íconos de la moda contemporánea, sin dejar de lado las premoniciones de un futuro disruptor. Es un hecho. Estamos viviendo el invierno más entusiasta y colorido de todos los tiempos en Bolivia. 

Chakana fue un puente entre lo ancestral y el devenir. Nos hizo sentir únicos e irrepetibles tal cual son cada una de las prendas y accesorios de la ecléctica e inspiradora colección de Diabla, que logra una comunión entre las contrastantes estaciones que marcan nuestra vida, mediante un excepcional juego de colores en diseños con aires de libertad de los 70, enriquecidos con el ancestral trabajo de artesanos en puntos estratégicos de cada uno de los outfits y, sobre todo, en los distintivos bolsos, cinturones y collares emblemas de la marca, logrando una hermosa sintonía entre la mujer Diabla y el cosmo.

Siguiendo esta tendencia Úrsula Cabrera, con Hundite en el pantano nos incita a explorar nuestras raíces a través del 'handmade' de nuestras artesanas. La intrépida y creativa diseñadora no teme hibridar técnicas y motivos ancestrales de las comunidades de Tierras Bajas, con diseños propositivos y muy trendis, a través de exquisitos bordados que jerarquizan prendas con historias tejidas que buscan el empoderamiento femenino través de la valoración y potenciación de este arte que implica toda una filosofía de vida heredada de madres a hijas. 



Sir Rob Araníbar, en su afán de brindar un tributo al káiser de la moda, realizó una prodigiosa intervención resignificando el legado del mítico diseñador aportándole un inusitado y divertido refresh, en su colección Legend, al son del fulgurante beat de los tonos neón, rematado con la policromática opulencia de los bordados y pedrería en teatrales cuellos, que fueron magistralmente contrastados con refinados encajes y sedas bajo la tutela de la alta sastrería. Las imponentes y opulentas modelos dejaron a su paso una estela enigmática haciendo honor al lema de Karl Lagerfeld: El cambio es la forma más sana de sobrevivir

Como salidos de una nave espacial el escuadrón de La Espina vino a prevenirnos que el impecable estilo minimal de la moda callejera masculina del futuro será intervenido por las combinaciones del inmaculado blanco, con el frenético & technical verde neón tamizado por el inteligente gris, con insospechados y geométricos cortes asimétricos que resignificarán el future urban style en Distorted (distorsionado), la nueva colección masculina de la conceptual diseñadora paceña Vania Rodriguez. 

El cierre triunfal estuvo a cargo de las sofisticadas damas de María Luisina que exhibieron tonos como el esperanzador verde hasta el enérgico y vital naranja o el intenso y juvenil fucsia al son del balanceo de fluidos atuendos contrastados, con rígidos y sinuosos volados cual alas que anuncian a través de Liberté, su nueva colección, el advenimiento de una mujer plena autónoma y cómoda consigo misma.



En esta nota