Pronóstico de Tutiempo.net


Esta modelo ganaba millones y ahora vive en la calle

Nastasia Urbano fue una supermodelo en los 80, pero todo terminó cuando conoció al hombre del que se enamoró y la dejó en la ruina


06/02/2019

Nastasia Urbano es una exmodelo española que fue portada de importantes revistas, como Vogue, y que ganó hasta un millón de dólares al año en el apogeo de su carrera. Ahora, no es ni la sombra de lo que fue y lleva tres meses viviendo en las calles, en Barcelona. 

Urbano encabezó campañas junto a top models como Linda Evangelista y fue el rostro del emblemático perfume Opium, de Yves Saint Laurent, en los 80. "Estuve en todas las revistas, fui amada. Me dieron un millón por solo 20 días de trabajo, durante tres o cuatro años", relató al Daily Mail.

"Estaba cenando un día con Jack Nicholson, al día siguiente con Andy Warhol o incluso con Roman Polanski. Estuve en fiestas con Melanie Griffith y Don Johnson", añadió. Recordó que hasta estuvo a punto de ir a la boda de Madonna con Sean Penn.

La pesadilla

La española dice que su vida cambió después de conocer a su esposo y padre de sus hijos, que la dejó "solo con la ropa que llevaba puesta". "Él pagó todo con mi dinero. Dos días después de conocerlo, quería que comprara un BMW y yo, como una tonta, lo hice. Estaba enamorada", detalló. 

Estuvo casada siete años e invirtió toda su fortuna en los proyectos fracasados de su marido. Tuvo dos hijos. “A partir del 2000, empecé a trabajar de forma temporal, cuidé a personas, a niños… pero lo que ganaba no era nunca suficiente. Un banco francés se puso en contacto conmigo informándome de que tenía una cuenta que ni yo recordaba. Fui viviendo un poco de ahí, luego cuidé a mi padre… pero no he remontado nunca. Me han desahuciado tres veces. La última hace tres meses”, recuerda.

Asegura tener buena relación con su familia, pero no quiere causar más molestias. “Ellos tienen sus problemas y una madre no puede ser el lastre de sus hijos”.

Sus amigos han iniciado una campaña en el portal GoFundMe para ayudar a la exmodelo a conseguir dinero y, por primera vez en mucho tiempo, ella está ilusionada: “Solo pido un futuro con tranquilidad y en el que pueda vivir y no sobrevivir como hasta ahora”, expresa. Han pasado muchas cosas, pero aún hoy, Nastasia, extremadamente delgada, sigue sabiendo posar.

 



En esta nota