Pronóstico de Tutiempo.net


Johnny, Brad y Ben: Los imperfectos solteros del cine

Este trío inicia el año divorciado y recuperándose de varias crisis


14/01/2019

Tres íconos masculinos de Hollywood, tres de los hombres más poderosos, admirados y envidiados de la industria del cine, están en caída libre. Los actores Brad Pitt, Johnny Depp y Ben Affleck afrontan uno de los momentos más complicados de sus vidas y experimentan el impacto de pasar del éxito absoluto al declive personal, tras caer en las adicciones, protagonizar controvertidos divorcios y ver rotas unas familias que parecían indestructibles.

La entrañable 'Brangelina' 

El mejor ejemplo de padre y marido de cine fue Brad Pitt. Entre 2005 y 2016 él y la actriz Angelina Jolie conformaron una de las parejas más famosas, poderosas y millonarias de la industria del entretenimiento. Todo se derrumbó en 2016, cuando Angelina Jolie alegó diferencias irreconciliables para pedir el divorcio y solicitar la custodia de sus seis hijos en común. Quien fuera el hombre más sexi del mundo se dejó ver desmejorado, triste y con una importante pérdida de peso. Acabó reconociendo que tenía un problema de alcoholismo.



Escándalo de copas

Ben Affleck estuvo casado 12 años con la actriz Jennifer Garner y juntos tuvieron tres hijos. Garner, de eterna sonrisa, madre entregada, apoyó a su exmarido hasta terminar por rendirse. Tras su separación, el protagonista de Batman fue fotografiado con un aspecto muy desmejorado, pero más allá de la apariencia estética, habló en público sobre sus problemas sicológicos y de alcoholismo.

Un pirata muy malo

El panorama del intérprete de Jack Sparrow, el personaje más aclamado de Piratas del Caribe, parece más desolador. Al alcoholismo de Pitt y Affleck, Johnny Depp suma problemas financieros y la denuncia de su exmujer Amber Heard, con quien estuvo casado 15 meses, por malos tratos. Mientras que Brad Pitt y Ben Affleck no dejan de protagonizar papeles estelares, Depp ya no cuenta con el apoyo de una industria a la que critica duramente -se ha referido a Hollywood como “maldito circo de mierda”- y ha perdido el que fue su papel estrella.





En esta nota