Pronóstico de Tutiempo.net

Jovencita. Hilary Hecker incursiona en las pasarelas. Es la actual miss Adolescencia y representará a Bolivia en el Miss Teen International, en Brasil. Dentro de unos años buscará ser miss Santa Cruz

“La belleza física pasa y queda la espiritual”

Hilary Hecker está dando sus primeros pasos en las pasarelas. Ganó la corona del Miss Adolescencia. Estudiará Derecho. Irá a un concurso en Brasil


04/07/2019

De ojos claros grandes, piel canela y pelo castaño, Hilary Hecker Robledo tiene claro lo que quiere en su vida. Desea estudiar Derecho, ser modelo y participar, dentro de algunos años, en el certamen Miss Santa Cruz.

Es hija de Emilio Hecker y de Soledad Robledo y, a pesar de que ellos son separados, tiene una vida muy feliz. “Mis padres se llevan bien, son amigos y eso ha hecho que yo viva tranquila. Para ellos soy su prioridad y antes que cualquier inconveniente, estoy primero”, contó esta jovencita de apenas 17 años.

Cursa el quinto de secundaria en el colegio AngloAmericano y cuando salga bachiller se preparará para ser abogada. “Quiero defender a la gente que es víctima de la injusticia. Me duele ver a mujeres que son maltratadas y que no tienen quien las opoye. Quiero estar ahí para que se cumplan las leyes”, dijo.



Desde pequeña le llamó la atención los concursos de belleza y cree que en dichos eventos las jóvenes aprenden “muchas cosas buenas para la vida”. Por ello fue que el año pasado aceptó participar en el Miss Adolescencia Bolivia, organizado por LS Producciones. Ahí ocupó el primer lugar de la competencia.

En octubre representará a Bolivia en la ciudad de Río de Janeiro (Brasil), en el Miss Teen International 2019. Se está preparando para sacar pecho por el país. Está pasando clases de pasarela, cultura general, oratoria y está yendo al gimnasio. “Representar a Bolivia en el exterior es una gran responsabilidad que estoy encarando con mucha seriedad. Quiero dejar en alto el nombre de la patria”, reforzó.

Para ella todas las misses deben prepararse “adecuadamente” de manera física, cultural y mentalmente. “...al final de cuentas la belleza física pasa y queda la espiritual”, insinúa.

Sobre su posible participación en el Miss Santa Cruz adelanta que se lanzará a la pugna por la corona nacional cuando tenga la edad necesaria, sea madura y haya vivido experiencias en otros eventos similares.



Pero, empezar jovencita en las pasarelas le “dará seguridad cuando le toque competir en certámenes grandes”. Y agrega que “la preparación se debe iniciar con mucho tiempo de anticipación, no un año antes”.

Por el momento se alista para competir en el país vecino y advierte que no descuidará sus estudios. Irá a ganar.



En esta nota