Pronóstico de Tutiempo.net


La esposa de Colin Firth llega a un acuerdo con su amante

Livia Giuggioli retiró la denuncia contra el periodista Marco Brancaccia, que la amenazaba con enviar fotos de ella desnuda a su esposo


09/07/2018

Livia Giuggioli, esposa del actor británico Colin Firth, retiró los cargos de acoso contra el periodista Marco Brancaccia, que la amenazaba con publicar los detalles de la relación extramatrimonial que mantuvieron durante un año. 

Todo comenzó en septiembre de 2016, cuando Brancaccia comenzó a acosarla con llamadas, mensajes y amenazas durante aproximadamente ocho meses, hasta mayo de 2017, según publicó la prensa internacional.

La pareja guardó silencio durante meses, esperando que las intimidaciones terminaran algún día, pero todo empeoró. Aparentemente, el periodista envió por correo electrónico al intérprete del rey George, en El Discurso del rey, unas fotos de su mujer desnuda. Ante esta nueva amenaza, el matrimonio lo denunció ante la fiscalía de Roma.

Firth y Livia se casaron en 1997 y tienen dos hijos, Luca, de 16 años, y Matteo, de 15.

El acusado contó su verdad

El periodista negó los hechos confesando que sí sostuvo un romance con la esposa de Firth, a quien acusó de mentirosa, porque negó haber 'acechado' a la productora italiana. "Solo le envié dos mensajes a través de WhatsApp después de que ella terminara nuestra relación en junio de 2016, y un correo electrónico a Colin Firth ", dijo en una entrevista.

"En un año, ella me envió cientos de mensajes de amor, fotos y videos, incluso un diario", explicó el periodista.

El acuerdo

Giuggioli retiró los cargos de acoso contra Brancaccia, para que no se revelen más detalles de su aventura amorosa. Aunque no se saben detalles del acuerdo, muchos indican que la pareja le habría pagado una millonaria suma al periodista a cambio de su silencio.

"Las partes han pedido al tribunal un aplazamiento de la audiencia preliminar para formalizar el acuerdo. Este impide cualquier otra declaración pública de cualquiera de las partes sobre este asunto", dijo un portavoz que participa en la negociación, en la que el periodista quiere "limpiar su nombre", mientras que Colin y Livia no quieren que ningún detalle se haga público.