Pronóstico de Tutiempo.net

El pequeño, jugando a ser guitarrista. Es el hermanito de Casiopea

La ternura invade la vida del guitarrista Piraí Vaca

El reconocido artista boliviano volvió a ser papá. Y escribió un texto sobre su segundo retoño Amir Altazor


07/02/2019

Ya tiene en sus brazos a su terroncito de azúcar. Ahora ambos, Piraí Vaca y Jacqueline Labardenz, no se cambian por nadie. El papá, un aplaudido artista boliviano, escribió unas dulces líneas sobre su bebé.

"Amir Altazor Vaca Labardenz nació el 23 de enero de 2019, a las siete y pico de la mañana. Por decisión médica tuvo que ser cesárea, pero cesárea “humanizada”. Sí, ¡así se llama! Por ejemplo, no se fija fecha para la operación, sino que se esperan las primeras contracciones, se avisa al equipo médico -que sustenta esta práctica- y ahí directo todos al quirófano", anota.

Continúa: "En mi caso no tengo que ver la sangre para desmayarme, simplemente me la imagino y ya me dan náuseas y mareo... pero como tía Ñata claramente le dijo a Jack: “Usted agarre a su cachorro y sin dudarlo, tráigalo a este mundo”. Me armé de un valor inusitado en mí y estuve firme en plena operación para, con lágrimas en los ojos (y boca abierta, según me cuentan Jack y los médicos), ver cómo veía la luz de este mundo tridimensional por primera vez, Amir Altazor".



"Midió 49 cm y pesó 3.450 gramos al nacer. Según creemos y según algunas estadísticas que hemos visto, el “apego precoz”, parte de la cesárea humanizada, es definitivo para la futura vida emocional del bebé. O sea, apenas nació Amir Altazor, estuvo en el pecho de su madre; y cuando su madre tuvo que continuar con su curación y reponerse, Amir Altazor vino desnudo a cobijarse en mi pecho descubierto. Muy largo rato, hasta que lo pude llevar de regreso al regazo de su madre, para que sienta aquello que lo acompañó nueve meses y se comprenda completamente seguro: el calor de su madre y los latidos de su corazón", se explaya.

Y acaba: "Amir, nombre que significa “rey” en árabe y que él mismo se puso cuando, a través de un sueño, se lo dijo a su madre; y Altazor, nombre que sus padres le otorgaron, deslumbrados por un gran poema de 1931 en las que las palabras se convierten en creatividad pura, está entre nosotros".

Ahora mirá las fotografías del pequeño angelito.





En esta nota