Pronóstico de Tutiempo.net


“Quiero trabajar para que menos familias sufran por el VIH”

Valiente. Beatriz Guzmán tiene 20 años, es modelo independiente y bailarina. La también miss Villa Primera de Mayo trabajará en una campaña social de prevención


13/09/2018

Beatriz Guzmán tiene un humilde hogar en el barrio Virgen de Luján. Sabe cómo es vivir en calles de tierra y sabe cómo es sentir que la vida se acaba cuando se pierde a un ser amado. No hace mucho el virus de la inmunodeficiencia humana le quitó el aliento a su madre y ahora la jovencita, de 20 años, ya se secó las lágrimas, se llenó de valor y pronto emprenderá una campaña de prevención para que se reduzcan las víctimas de este mal en Bolivia.

Belleza con propósito

No se corre de hablar sobre el tema ni se avergüenza de ello, por el contrario, quiere alzar su voz para que muchas familias puedan tomar conciencia sobre el sida. “Es algo que aún me afecta, pues un diagnóstico de este tipo derrumba al paciente y a toda su familia, y la idea es que menos personas pasen por esta situación”, dice la muchacha, que estudia Ingeniería Industrial.

“Soy consciente de que no es una tarea fácil, y más aún con mi condición social y económica, pero quiero trabajar para que menos familias sufran por el VIH. La herramienta que veo más cercana es conquistando un título de belleza internacional y también mediante las redes sociales” expresa.

Su idea es promover la educación y prevención de este virus en los jóvenes. “Creo que está faltando educar más a la sociedad en general y pienso que se debe mirar más hacia la juventud que está más vulnerable por los excesos y las tentaciones que se le presentan”, manifiesta.

En la pasarela

Los concursos no son una novedad para ella. En 2017 y, con el apoyo de su familia y amigos, participó en el Miss Villa Primero de Mayo y ganó; sin embargo, cuenta que no pudo participar en el Miss Santa Cruz, como era su sueño, pues otra vez sus límites económicos no le permitieron costear los gastos que implicaba participar en un concurso de esa talla.

Ese mismo año también ostentó la corona de Miss Estudiantil y recientemente participó en el Miss Plurinacional Santa Cruz, donde ganó el tercer lugar y fue elegida Nuestra Belleza Plurinacional. Ahora va de nuevo tras su sueño.

“Creo que todo pasa por algo y si no llegué ahí ese momento fue porque Dios así lo quiso, ahora me gustaría hacerlo y qué mejor con un propósito. Pienso intentarlo de nuevo y tener suerte en esta ocasión”, sostiene la muchacha, que no renuncia a su meta.

Mientras busca alcanzar sus sueños, no descuida sus responsabilidades. Trabaja en una librería para costear sus estudios y también consigue ingresos extras como modelo y bailarina de hora loca.