Pronóstico de Tutiempo.net


Vanessa Salas, un ángel para las adolescentes desprotegidas

Una mujer especial. La hija del pastor Marcelo Salas y de Carmen Saenz, con sus 18 años, es una de las líderes de un hogar para madres jóvenes abusadas


08/01/2019

Bella, sensible y virtuosa. Vanessa Salas Saenz (18), la hija del conocido pastor Marcelo Salas y de Carmen Saenz, los pilares de la iglesia Tiempos de Cambio, pone en práctica las enseñanzas de sus progenitores para ayudar a madres adolescentes.

En plena juventud, Vanessa canjeó las fiestas, las ‘confra’ y a sus amigos por compartir con chicas desconocidas para ella, que fueron violadas, explotadas sexualmente y que han caído en las drogas como escape a su situación.

También descubrió su talento musical y se unió al grupo Overflow, que significa Rebosando más allá de los límites, para evangelizar a través de la música.

La rebeldía

Entre los 15 y 16 años, Vanessa tuvo que afrontar la presión de sus amistades que le decían que “ser hija de un pastor debía ser muy aburrido”.

En ese entonces veía que sus amigas salían a fiestas, mientras ella iba a la iglesia o realizaba servicios en los campamentos para nuevos cristianos.

Recuerda que tuvo una lucha interna muy intensa, pero finalmente decidió servir a Dios y ayudar en el centro de acogida de adolescentes de la iglesia Tiempos de Cambio.

Una hermana por elección

Hace dos años, cuando pasaba por un canal de drenaje, encontró a una niña visiblemente delgada y maltratada, y quiso ayudarla. Al acercarse se enteró de su historia: había sido prostituida por su madre y su abuela cuando tenía ocho años, situación que la obligó a escaparse de su casa junto a su hermanita y vivir en las calles. Allí conoció las drogas, que terminarían de arruinar su golpeada vida, una vida que cambiaría con Vanessa y su nuevo hogar: el centro de acogida donde está por terminar su programa de rehabilitación.

“Ella es como mi hermana, somos muy unidas. Es hermoso ver que alguien que estaba destruido es restaurado por la gracia de Dios”, expresa Vanessa, sobre su ‘hermana’, que hoy tiene 14 años. y con la que es muy unida.

Mujer virtuosa

Hace seis meses, junto a Raquel Yabeta, Daniela Martínez, David Yabeta, Diego García y el productor Freddy Arteaga conforma el grupo Overflow, que toca música juvenil cristiana. Ya sacaron sus primeros sencillos Sumergidos y Fuego y, además, tocaron en eventos de otras iglesias.

También es aficionada al kick boxing, deporte que entrena a diario junto a su papá y su hermano Pierre.

Con una hora de preparación diaria llegó a ser campeona sudamericana y panamericana. ¡Así que cuidado con meterse con ella o sus mujeres!